viernes, 29 de agosto de 2008

La casa se nos llenó de moscas.




Glotón, testarudo, temerario, inquieto, omnipresente, instintivo, cascarrabias, parlanchín.... las moscas te temían, tanto o más que mis pantorrillas. Cuando me sentías salir del dormitorio, te agazapabas como buen cazador y en cuanto mis piernas asomaban por el pasillo, las emboscabas por un corto espacio de tiempo, después salías corriendo esperando ser perseguido. Otras veces cofundías mi melena de rizos con las cumbres nevadas del Everest, siéndote imposible evitar la escalada, tengo cicatrices en la espalda que así lo atestiguan. Pero las cicatrices de la piel hace mucho que no duelen, son todos esos huecos, en el tiempo, en el espacio, todas tus ausencias, las que me pesan hasta faltarme el aire.
Ahora sé que estos 70 m2 de reino se te quedaban chico, y por mucho empeño que puse en afianzar las fronteras, no pude, te fallé y ojalá me perdone por no haber sabido mantenerte a salvo, por no haberte alejado de tu mayor ambición, alcanzar las nubes que aparentaban tan cerca desde este noveno piso.
No cerraré este blog, ni cambiaré su nombre porque tu existencia tuvo demasiado sentido en mi vida como para no quede constancia más allá de mi memoria o mi dolor. Gracias por estos dos años, gracias por todos tus recuerdos y tus momentos.

P.D: Florinda no ha dejado de mirar al armario buscando tu silueta.


3 comentarios:

Nomanda-Ericilla dijo...

Hola gaditana; mi marido tb lo es: de Sanlúcar!!
Espero que te vayas recuperando poco a poco y no te culpes, es el azar, buscar culpable no es lógico.
El blog q visitaste ´mío es el de hace ya años, está parado desde el año pasado y ya la Administración no me deja entrar. Es que hice parón y volví hace poco. Tendré que hacer uno nuevo...ya veré.
Abracitos con bigotes:=

PD -búscale parejita a Flori!!

Es sólo un consejito gratúíto :D

Cadizfelina dijo...

Me gustaria poder tener como tienen muchos y muchas escritores las palabras mágicas para hacerte sentir mejor, Sonia pero no puedo porque cualquiera que ha pasado por ésto sabe lo duro que es y ninguna palabra humana llenará un vacio felino, pero al menos decirte que en tus palabras cualquiera puede revivir la vida feliz de un gato tan amado como fue Piscialetto.
Me siento torpe intentando consolarte por algo que para mí no tiene consuelo pero seguro que si te acercas ahora mismo a Florinda ella te dirá en felino lenguaje las palabras que a mí no me salen y ella sabrá darte el consuelo que necesitas pque los gatos son mágicos y saben dar consuelo hasta para aquello que no lo tiene.
Muchos besos, sólo te puedo decir que nuestra casa el año pasado tb se llenó de moscas aún se sigue colando alguna pero Fermincillo las espanta con sus locuras de cachorrillo.
Un besito muy fuerte para Florinda

Anónimo dijo...

Pobretines todos!los que se van y los que se quedan. Piscialetto reencarnará en algo de nuevo muy bello ya que se fué tan querido, no os preocupeis más ni os reprochéis algo, el está bien y hay que aprender a despedirse pues todos nos vamos alguna vez de viaje. ¿Cómo era aquello de que nada se pierde en el cosmos?...Ánimo, y ocupaos de Florindita que también os necesita y mantened los ojos bién abiertos, un cambio suele conllevar otros (malos y +++buenos***) ¡ánimo!...un abrazo.fati