sábado, 23 de enero de 2010

Ni al sol ni a sombra

Yo quisiera saber quién fue el primero que se le ocurrió adjetivar a un gato de independiente ... y porqué motivos todos asentimos en legión y dimos por hecho que así era. Por mi experiencia son caprichosos, pero falderos y pegajosos hasta el hartazgo. Al punto que a Bruno le he tenido que habilitar un hueco en la librería que hay junto a mi mesa de estudio, para que dejara de echarse las siestas sobre mis apuntes




















Ya que antes la imagen más comun era esta:




Suelen tener también el don de la oportunidad, que quieres hacer la cama ... pues te esperas guapa, que nos hemos pasado toita la noche correteando de aquí para allá y ahora que tenemos la cama para nosotros solos, no pensarás que vas a venir aquí con la historia del orden y bla bla bla ...




3 comentarios:

roccita dijo...

Tienes toda la razón, pero que guapísimo es tu Bruno, enhorabuena por las fotos (aunque con modelos tan guapos...)

Marta dijo...

Ajajajaja, ¡¡cómo te comprendo!! Si es que son todos iguales. Yo me hago muchas veces la misma reflexión ¿de qué gatos se hablará cuando se dice que son independientes y ariscos? XD
Genial la foto de Bruno en la estantería.
Por cierto... mil gracias por darme la alegría de actualizar, he venido tantas veces a ver si actualizabas... no lo dejes que entradas como esta y blogs como este, hacen las delicias de más de un gatero!!

Anónimo dijo...

Bueno, son independientes algunos. Otros, por el contrario son zalameros, algunos un poco tontos o inocentes. También los hay cariñosos, super-listos, divertidos o aburridos... He tenido muchos gatos en esta vida, y no han habido 2 iguales de caracter.